La Teoría del Fuego

Desakato 09 de marzo de 2016
La teoría del fuego de Desakato
  1. 1 Tiempo de Cobardes

    Tiempo de Cobardes

    Todos mis héroes están muertos,
    esa es la única verdad.
    Todos los héroes están muertos
    y nunca volverán.
    Vivimos un tiempo de cobardes,
    siguen los muros sin derribar.
    Vivimos un tiempo de cobardes,
    decide tú de qué lado estás.
    Somos esclavos del enemigo,
    somos insectos en un cristal.
    Vivimos presos en una celda
    y nos creemos en libertad.
    Nunca escuchamos a los profetas,
    nunca temimos la tempestad.
    Cuando la histeria llame a tu puerta
    nadie va a salvarte,
    nadie va a salvarte.
    Todos mis héroes están muertos,
    esa es la única verdad.
    Todos los héroes están muertos.
    Todos están muertos.
    ¡Muertos!

  2. 2 Animales Hambrientos

    Animales Hambrientos

    Recogeré el estandarte,
    no tengo miedo, nuestras dudas deben morir.
    He pasado demasiado tiempo
    decidiendo si parar o seguir.
    Si rompen mis huesos en combates que no venceremos
    asumiremos como punto de partida nuestro fin.
    Vamos a entrar, es el momento,
    una estampida de animales corre dentro de mí.
    A nuestro paso se levanta el polvo,
    veo las luces, siempre estuvieron ahí.
    Los ojos de los cuervos, testigos del encuentro,
    custodian la salida, no podrás huir.
    Corriendo como animales hambrientos.
    Una manada acechando al cazador.
    Combaten hasta perder el aliento
    con la actitud precisa de un depredador.

  3. 3 Estigma

    Estigma

    Advertí con el paso de los años
    que crucé mil océanos por ti
    y he metido los pies en tus zapatos.
    Tengo miedo a la altura y he trepado,
    no se ve nuestra casa desde aquí
    y ahora sé que te estás equivocando
    y no lo quieres ver.
    Caminé sobre el agua ignorando
    que las balas corrían hacia mí
    y ahora busco refugio desangrado.
    No quería sentirme desgraciado
    por volver a supeditarme a ti.
    Decidí no pagar por mis pecados, sentirme libre.
    Hoy vuelvo a ponerme en pie,
    vuelvo a ponerme en pie.
    Soy indestructible como el viento.

  4. 4 Heridas abiertas

    Heridas abiertas

    Un arma en la nuca apunta al precipicio,
    la única opción que queda es correr cara al abismo.
    Suena el disparo, atadas manos y pies,
    condenados a caer, a no creer en nada.
    No existe luz cuando no dejan ver,
    no existe motivo para la esperanza.
    Cuando la sangre se niegue a brotar
    de las heridas abiertas.
    Ácido que escuece, nos arde la piel.
    Cada latido aumenta el dolor al ver
    el infierno en el paraíso.
    En guardia como animales heridos.
    Cuando la sangre se niegue a brotar
    de las heridas abiertas
    seremos mártires sin miedo a volar.
    Imposible describir el sabor de la impotencia
    cuando se enciende la mecha.
    Anhelando el momento en que todo estalle, muera.
    Vuelvo a nacer.
    Un segundo puede cambiarlo todo,
    somos los dueños de la eternidad.
    Desequilibrados por no hallar el modo
    de no asistir a nuestro funeral.
    Sientes lo mismo, es el miedo a despertar
    y no encontrar motivo.
    Imposible describir el sabor de la impotencia
    cuando se enciende la mecha.
    Anhelando el momento en que todo estalle, muera.
    Vuelvo a nacer.
    No dudaré, vuelvo a nacer.
    No dudaré, vuelvo a nacer.

  5. 5 Tu avalancha

    Tu avalancha

    Eres como una droga hostil
    a la que nunca jamás renunciaría.
    Siento nuestros cuerpos combatiendo
    y claudico ante tu hegemonía.
    Y nuestros corazones empujaron
    como el lodo en un parque de caravanas.
    Arrastras mis temores hasta el fondo
    y nos descubre la luz de la mañana.
    Voy siguiendo rastros en la nieve
    y al fin te encuentro arriba en la montaña.
    Corrí al creer que estabas en peligro
    pero disfrutabas del poder de tu avalancha.
    Y no tengo valor para decirte
    que se ha hecho tarde
    y no he dormido nada.
    Arrastras mis temores hasta el fondo
    y nos descubre la luz de la mañana.
    Luchar contra el instinto en un día de caza,
    no resulta sencillo.
    Y todos nuestros miedos cayeron en el agua
    y no salieron vivos.
    Luchar contra el instinto en un día de caza,
    no resulta sencillo.
    Y todos nuestros miedos cayeron en el agua
    y no salieron vivos.

  6. 6 Columnas de humo

    Columnas de humo

    Decidimos volver a empezar otra vez
    a pesar del dolor del cielo.
    Las columnas de humo resisten tras la tempestad,
    continúa el asedio.

    Intento cansado dejar de escuchar
    las voces que no comprendo,
    realidades que en lo más profundo traté de ocultar
    a mi propio cerebro.
    Las marcas del tallo aportan la seguridad
    y el paso del tiempo devuelve todo a su lugar.
    Maldiciendo mis recuerdos.
    El frío recorre mi cuerpo
    al ver que se arruga mi piel,
    consciente del tiempo que vuelvo a perder.
    Perdido en mitad del desierto
    prometo si vuelvo a nacer
    no ser un cobarde que espera la muerte.
    Al final he recorrido miles de senderos
    y aprendí a tener siempre los pies en el suelo.
    Maldiciendo mis recuerdos.
    El frío recorre mi cuerpo
    al ver que se arruga mi piel,
    consciente del tiempo que vuelvo a perder.
    Perdido en mitad del desierto
    prometo si vuelvo a nacer
    no ser un cobarde que espera la muerte

  7. 7 Barcos en llamas

    Barcos en llamas

    Desde las alturas no se ve
    todo lo que encuentras al caer.
    Es el instinto quien te empuja
    a dar el salto por primera vez.
    Este viaje acaba de empezar,
    no importa dónde nos pueda llevar.
    Los barcos arden en el agua
    y aún así continuaremos con el plan:
    atravesar el horizonte
    disfrutando del placer de fracasar.
    Esto es todo lo que he podido hacer yo
    pero fue más fuerte la tentación
    de tomar parte en la batalla
    dejándome llevar por la intuición.
    Furioso y desequilibrado
    apuestas al caballo perdedor.
    La dinamita entre las manos
    y en la cabeza está el detonador.
    Con las pupilas dilatadas
    infectados por el virus del punk-rock.

  8. 8 Pasajeros

    Pasajeros

    Si encuentras el botón que impulsa nuestros cuerpos
    entenderás mejor que todos somos pasajeros
    de un viaje sideral a nuestros pensamientos.
    Aprende a caminar dejando atrás todos tus miedos.
    Retrasa tu vejez, volvamos al infierno.
    Descubres un lugar que nunca olvidaremos.
    Los mares se abrirán, finjamos conocernos,
    detona tu verdad y viajemos en el tiempo.
    Caminemos hacia el fuego
    como kamikazes contra el sol.
    Cruzar el universo,
    correr como animales,
    hacernos inmortales.
    Anegar nuestro desierto
    con un pacto de sangre.
    Que nada nos separe.
    Y cruzar el universo,
    correr como animales,
    hacernos inmortales.
    Anegar nuestro desierto
    con un pacto de sangre.
    Que nada nos separe.
    Es posible que esa estrella
    haya dejado de brillar
    pero su luz sigue viajando
    atravesando la oscuridad.
    Y aún teniendo la certeza
    de que vamos a morir,
    ahora vamos a remar
    hacia la eternidad.
    Y cruzar el universo,
    correr como animales,
    hacernos inmortales.
    Anegar nuestro desierto
    con un pacto de sangre.
    Que nada nos separe.
    Que nada nos separe.

  9. 9 Volcán

    Volcán

    Si encuentras el botón que impulsa nuestros cuerpos
    entenderás mejor que todos somos pasajeros
    de un viaje sideral a nuestros pensamientos.
    Aprende a caminar dejando atrás todos tus miedos.
    Retrasa tu vejez, volvamos al infierno.
    Descubres un lugar que nunca olvidaremos.
    Los mares se abrirán, finjamos conocernos,
    detona tu verdad y viajemos en el tiempo.
    Caminemos hacia el fuego
    como kamikazes contra el sol.
    Cruzar el universo,
    correr como animales,
    hacernos inmortales.
    Anegar nuestro desierto
    con un pacto de sangre.
    Que nada nos separe.
    Y cruzar el universo,
    correr como animales,
    hacernos inmortales.
    Anegar nuestro desierto
    con un pacto de sangre.
    Que nada nos separe.
    Es posible que esa estrella
    haya dejado de brillar
    pero su luz sigue viajando
    atravesando la oscuridad.
    Y aún teniendo la certeza
    de que vamos a morir,
    ahora vamos a remar
    hacia la eternidad.
    Y cruzar el universo,
    correr como animales,
    hacernos inmortales.
    Anegar nuestro desierto
    con un pacto de sangre.
    Que nada nos separe.
    Que nada nos separe.

  10. 10 La hoguera

    La hoguera

    Acerqué una antorcha a la pared,
    por fin he descubierto el fuego.
    Recuperar la sensatez, libres de sufrimiento
    lograremos vencer.
    El instinto de conservación
    anula nuestros sentimientos.
    Volveremos a nacer, buscaremos alimento,
    cubriremos nuestra piel.
    Arde la hoguera de la revolución.
    Suenan las sirenas, la revuelta empezó.
    Arde la hoguera de la revolución.
    Rugen las colmenas que urdirán la explosión.
    Contemplamos el volcán como témpanos de hielo.
    Aprendimos a vivir con los pies en el cemento
    pero vamos a salir.
    Arde la hoguera de la revolución.
    Suenan las sirenas, la revuelta empezó.
    Arde la hoguera de la revolución.
    Rugen las colmenas que urdirán la explosión.
    El dolor ha vencido al miedo,
    la calle está llena de cristales.
    Con el rostro oculto somos como fantasmas.
    La lucha llamada de animales.
    Arde la hoguera de la revolución.
    Suenan las sirenas, la revuelta empezó.
    Arde la hoguera de la revolución.
    Rugen las colmenas que urdirán la explosión.

  11. 11 Fueu y solombres

    Fueu y solombres

    Viaxamos ente solombres
    a un mundiu desconocíu.
    Abandonamos daquelles coses
    que sólo facíen ruíu
    y nun mos dexaben escuchar.
    Perdimos el mieu a caminar.
    Seducíos por lleendes que falaben
    d'alcontrar un cielu onde brillar
    rompimos les coordenaes de los mapes
    p'algamar la nuesa llibertá.
    Si'l fueu nun s'apaga
    el viaxe nunca va acabar.
    Volver a entamar,
    nun deprenderás
    a rindite persiguiendo nel mundiu'l llugar
    onde puedas ser,
    onde puedas ver
    una salida que t'amose otra oportunidá
    de vivir sin correr,
    de contar hasta diez
    cuando l'agua tope'l techu y t'entame afogar.
    Agora ves que tas
    dispuestu a españar
    y qu'avances cola fuercia d'un potente furacán.

Pepo: Voz
Mario: Bajo y coros
Nano: Batería y coros
Gabri: Guitarra
Pablo: Voz y Guitarra

Tutu: Técnico de sonido
Marcos: Backliner
Tinto: Backliner
Falu: Merchandising
Mata: Management

Grabado por Pablo Martínez y Gabriel Martinez en OVNI Estudio (Asturies) en el mes de Diciembre de 2015

Producido y mezclado por Pablo Martinez en OVNI Estudio.

Masterizado por Kike Sanchís en Green Desert Mastering

Con la colaboración especial de Titi Muñoz de Possesion en “La Hoguera”

Documental “Pacto de Sangre” dirigido y realizado por Titi Muñoz

Diseño: J.M. Navarro

Todas las canciones © 2015 Desakato
© 2016 Garaje Producciones

Todas las canciones han sido escritas por Desakato con la colaboración de Falu Ledo excepto Heridas Abiertas que es una letra de Kiko Martinez.

Documental "Pacto de Sangre"